¿Várices antes de los 30? Te decimos qué hacer

Un día notaste algo en tu pierna que antes no estaba: para tu sorpresa, viste una pequeña arañita color morado en tu pierna. ¡Várices! ¡Horror! ¡Deshonra! ¿Cómo se atreve tu cuerpo a hacerte esto? Relájate, no es tan grave, le pasa a más gente de la que crees y tenemos una solución para ti.

¿QUÉ LAS CAUSA?

La causa más prominente de las várices, con un 80% comprobado en diferentes estudios, es la herencia, específicamente si tu mamá, padre o abuelos sufrieron esta enfermedad.

Dejando a un lado la genética y la edad, las várices son causadas por tu estilo de vida.

El riesgo de tener várices aumenta si:

Has estado o estás embarazada. Tienes sobrepeso. Estás sentada o parada todo el día o buena parte de él. Eres sedentaria. Has estado en reposo un largo periodo de tiempo. Tomas medicamentos que afectan tu circulación. Ciertas pastillas anticonceptivas. Usas con regularidad ropa ajustada o tacones altos. ¿QUIÉN ESTÁ EN RIESGO DE PADECER VÁRICES?

La edad es un factor de riesgo leve para las venas varicosas debido al uso y desgaste de las válvulas de las venas que regulan el flujo sanguíneo.

Cada vez más doctores confirman que la edad promedio ha disminuido, ahora pueden aparecer várices antes de cumplir 30 años, esto se debe a la vida sedentaria y al sobrepeso.

Según un estudio de la Universidad de Stanford de 2018, la incidencia en pacientes jóvenes ha aumentado 47% en comparación a los años anteriores.

Aunque la causa más grande de freak out es la estética (ya casi llegamos a eso, aguanta), en realidad nos preocupa tu salud, porque algunas veces estas venas varicosas pueden causar dolor, incomodidad e incluso provocar coágulos de sangre.

Debes visitar a tu médico si alguna de estas señales coinciden contigo:

• Sientes las piernas pesadas o con hormigueo, ciertas veces con un poco de dolor.

• El dolor de estas venas por lo general se alivia cuando elevas las piernas.

• Te cuesta trabajo caminar grandes distancias.

• Has encontrado capilares dilatados en la piel, semejantes a patas de araña.

• Las venas son de color morado oscuro o azul profundo.

• Hinchazón total o parcial de la pierna (talones, tobillos, pantorrilla, etc).

CONSEJOS PARA MEJORAR TU CIRCULACIÓN Visita a tu médico. Bebe 2 litros de agua al día. Emplea prendas de compresión. certificadas, como leggings especiales. Intercala el uso de tacones con tenis. Si es necesario utiliza plantillas de gel. Haz ejercicios de punta talón, aun cuando estés en el trabajo. Sal a caminar 15 minutos diarios. Sube escaleras y evita el elevador. Estírate siempre al llegar a tu casa. Eleva las piernas, si es posible hazlo sin ayuda de un apoyo. Aliméntate bien. Conviértete en la mejor amiga de la bicicleta, puede ser estática, no importa. Aplica baños de agua fría en el área afectada. Opciones sin cirugía (esto deberá recomendarlo tu médico):

TERAPIA LÁSER ENDOVENOSA

El láser es menos doloroso que una ligadura y extracción venosa, y tiene un tiempo de recuperación más corto. Para un tratamiento con láser solo se necesita anestesia local o un sedante suave.

TRATAMIENTO LÁSER

Rápido y mínimamente invasivo que no requiere hospitalización. El procedimiento dura en promedio una hora; hay muy poco o ningún dolor.

ESCLEROTERAPIA

Utiliza una solución inyectada en las venas. Hace que se separen de las otras venas de la pierna, se cierran con el tiempo y eventualmente se absorben en el cuerpo. Yes!

SI NO TIENES NINGUNA MOLESTIA (O SÍ) Y TE INTERESA MEJORAR LA APARIENCIA: Desinflama (Crema para las piernas, Varokosette.)

Disminuye la hinchazón de las venas que provocan las várices, la apariencia morada y enrojecida cambia notoriamente.

Mejora la estructura (Crema fría, Venorex.)

Su base se compone de extractos de las plantas medicinales. Es ecológico y seguro para la salud. Garantiza resultados en una semana.

En la regadera (Jabón corporal para várices, Neopure.)

Alivia la sensación de pesadez, activa la circulación, humecta y brinda la sensación de bienestar. Al usarlo todos los días las venas reducen tamaño y tono.

Activa tus piernas (Polishing Body Brush, Aromatherapy Associates.)

Este cepillo corporal, hecho con cerdas de cactus naturales, ayudará a que tu piel se sienta fresca y renovada. Utiliza un gel y agua fría por las mañanas para eliminar el cansancio de tus lindas piernas.

Masaje exprés (Beauty Massager, Scala para Amazon.)

Reduce la apariencia de las várices con su uso diario; estimula tu piel para drenar el exceso de líquidos y toxinas atrapadas. Elimina la sensación de cansancio y activa el proceso de circulación.

 

Por: Michelle Mejía

 

Este artículo fue originalmente publicado en nuestra edición impresa:

La entrada ¿Várices antes de los 30? Te decimos qué hacer se publicó primero en Revista Cosmopolitan.



Fuente: https://www.cosmopolitan.com.mx/belleza/varices-antes-de-los-30-te-decimos-que-hacer/

Comentarios

Comentar artículo